¿Hay vida en Marte, David?

hay-vida-en-marte-david

Año uno después de Bowie

Enigmático. Desafiante. Adelantado. Oscuro. Elegante. Provocador. Voz. Imagen. Duque. Alienígena. Rebelde. Inconformista. Adolescente. Eterno. Cambios. Lazarus. Bailemos. Superhombre. Ziggy. Espacio. Héroes. Sobreviviente. Berlín. Buddha. Cenizas. Marte. Jóvenes. Americanos. New York.

Si tuviera que definir a David Bowie en palabras, como cuando estamos en una sesión de coaching, las del anterior párrafo se quedan inconclusas.

Cuando era adolescente, un día, viendo el programa de ALF (sí, aquel peludo extraterrestre) descubrí y entendí algo muy importante que me acompaña desde entonces a la hora de comprender la vida. Ante la muerte de un familiar de los Tanner, ALF, preparó una fiesta en la casa. Cuando volvieron, Willie y Kate, le explicaron que la muerte de un ser querido no era para armar una fiesta.

Sorprendido, comentó que en su Melmac natal, cuando alguien fallecía era motivo de celebración. De agradecer la vida con esa persona, sabiendo que todos un día vamos a morir. ¡Celebramos la vida!, remarcó…

El ser humano, desde que nace, sabe que algún día, de la forma que sea, va a morir. La muerte implica la pérdida. Y la pérdida es el principal miedo que tenemos las personas. Mucha gente vive presa de sus miedos y no hace cosas por ese miedo a perder…

David Bowie fue un adelantado. Tuvo éxitos y fracasos. Innovó todo el tiempo. Posiblemente nunca estuviera conforme con la superficialidad del mundo en el que le tocó vivir. Amaba New York porque allí se sentía “seguro”. Podía salir a la calle con ese anonimato que necesitaba.

¿Puede escucharme Major Tom? Estoy flotando en una cajita ínfima, alucinado y desolado en el espacio. Desde aquí puedo observar al hombre que vendió al mundo. Este es un fantástico viaje. ¡Mira! Hallo, chico del espacio… y mientras amo al extraño, cenizas a cenizas, sobrevivo como un héroe que quiere volar lejos contigo sabiendo que nuestro amor es salvaje como el viento.

¿Puede escucharme Major Tom? El delgado duque blanco ha despegado de La Tierra y está flotando en el espacio. Seguramente, en su eterno viaje, quiera llegar a Marte para saber si hay vida allí… Quizá algún día, nos unamos a él y podamos descubrirlo… ¡Brilla tú, David, diamante loco!

Sebas Morelli Jaimez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s