Emociones y percepciones

Nuestras emociones pueden alterar como percibimos la realidad. Miedo o temor a fracasar. Expectativas autoimpuestas demasiado elevadas. Asumir demasiadas responsabilidades. Esto puede llevar a no realizar ninguna acción. A no tomar decisiones. En alguna ocasión hablé sobre el secuestro emocional. Aquello que afecta a nuestro comportamiento de forma abrupta.

Las raíces pueden ser muy profundas y, por lo tanto, complejas. Difíciles de trabajar pero no imposibles. Cada uno de nuestros comportamientos puede reemplazarse con nuevos comportamientos y reacciones. Hacerlo requiere de un esfuerzo importante. Hay que romper patrones, crear nuevas respuestas y asentarlas. Tener paciencia y constancia para adquirir nuevos hábitos.

Debemos intentar descubrir y definir el porqué de esas reacciones desmedidas, por momentos. Si no podemos hacerlo solos: buscar ayuda profesional. El secuestro emocional puede hacer que confundamos los hechos que ocurren a nuestro alrededor y no comprender la realidad que nos rodea.

¿Tenemos sensaciones de ira? ¿Soberbia? ¿Envidia o celos? ¿Avaricia o codicia? ¿Reacciones violentas? Hay que revisar nuestro mapa mental y descubrir cómo llegamos a reaccionar de formas tan abruptas. Debemos modificar ciertas conductas que nos fueron heredades. Si trabajas duro en ello, encontrarás nuevas respuestas. Te lo agradecerás.

Sebas Morelli Jaimez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s