¡Fracasa!

Estamos en una era de vida light. Frases simples, superficiales. Huecas en contenido. Autoayuda carente de experiencia. Iluminados sin luz propia que buscan alumbrar vidas ajenas mientras en su suave sofá no pueden, no saben cómo encender sus existencias. Proclaman algunos que no hay fracaso en la vida, que simplemente se cambia de camino… Gurús de barro. Irresponsables palabras o frases que generan una falsa ilusión en quienes buscan una salida en sus vidas personales y profesionales.

El fracaso existe y es necesario para el crecimiento. Sin fracaso no hay recompensa. El fracaso nos enseña lo que cuesta conseguir nuestros objetivos en la vida (¡si los tienes realmente claros!). Pregúntale al empresario que lleva 20, 30 o 40 años, de sol a sol, para generar riqueza (propia, por supuesto pero también para su entorno, para la sociedad) y puestos de trabajo. Pregúntale al emprendedor -¡al verdadero!- que lleva años de privaciones, esfuerzo y sacrificio pero sabe que, tarde o temprano, los resultados llegan.

Ese empresario o emprendedor del que hablo, lo conozco. Es el que arriesga todos los días… No es aquel del que, alegremente, la gente sin criterio denosta en las redes sociales u otros medios por propias frustraciones no resueltas. Por dejarse guiar por otros que no tienen fundamentos. Por ignorancia… ¡Es tan fácil difamar!

En mi día a día, hablo con ese empresario, con ese emprendedor. Son muchos. Son trabajadores. Humildes. Cercanos. Familiares. Cuidan, miman a su gente. Sólo tienes que visitar polígonos industriales o comercios. Los conocerás. Enorme homenaje a su labor para el desarrollo social y económico de nuestro país.

Quienes siguen los consejos fáciles y se dejan autoengañar están condenados a vivir vidas ajenas. Falta de criterio propio, de madurez. Cuando has conocido y conoces y observas, todos los días, historias de real superación, genera perplejidad la facilidad con la que ciertas letras y palabras irresponsables, impregnan de esperanza a miles de personas con ganas de encontrar respuestas a sus deseos de crecimiento personal y profesional.

No todo vale cuando se habla o escribe sobre la capacidad de superación de las personas. En la gran mayoría de los casos hay mucho mar de fondo, hay mucho por profundizar y trabajar para que una frase o conceptos huecos representen, de forma superficial, cierta solución a problemas muy complejos.

Sebas Morelli Jaimez

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s