Verdaderas ficciones sobre el síndrome posvacacional

Queda un día y agosto de 2019 habrá pasado a la historia. En dos más, España, vuelve a la “rutina”. Estas son verdades. La ficción es que podría ser cualquier año. Estas líneas podrían estar escritas en cualquier año. El que desees. Como ocurre en la nostalgia de nuestros recuerdos, hay verdades verdaderas: una fecha, un lugar. Pero (siempre hay un pero) esos momentos… se entremezclan con deseos frustrados.

La inmensa mayoría retornará (quienes ya no lo han hecho) a sus responsabilidades profesionales y, en los medios de comunicación, el síndrome posvacacional nos entretendrá durante varios días. Choque de realidad con expectativas. ¿Dónde radican esas expectativas? Lo más vulgar sería comentar que a nadie le gusta trabajar, sacarse la lotería y un largo etcétera de sueños, en general, poco realistas. Lo más inteligente es ser honestos con nosotros mismos y preguntarnos y cuestionarnos el tipo de vida profesional que estamos llevando.

La actitud con la que afrontamos nuestra vida laboral tiene varias vertientes pero la actitud se tiene o no se tiene. Si estás haciendo lo que te gusta, seguro que este tema ni te lo planteas y pases por alto este artículo. Si estás en un trabajo que no te gusta y eres consciente, sencillamente, busca iniciar un cambio interior para que, tarde o temprano, se refleje en que tu vida profesional tenga sentido de pertenencia propio y honesto.

Si a todo esto, tu respuesta es una cara de pocos amigos, como diciendo… “¡sí, ya, cómo si fuera tan fácil!”; ahí, es ahí, donde es fundamental comprender qué procesos de frustración nos están afectando internamente: ¿Vida familiar honesta y sana? ¿Relaciones sociales tóxicas? ¿Culpas? Siempre decimos que el camino del cambio no es fácil pero si no te lo planteas, ¿cómo será tu vida dentro de cinco años? Respuesta: esta misma que llevas ahora. Conclusión: serás una frustración andante.

Pide ayuda, pregunta, infórmate… la búsqueda de una vida lo más sana posible, en todos tus ámbitos, es posible pero no va a llegar por arte de magia. Paciencia, esfuerzo, ciertos sacrificios, actitud, ganas, energía…

¡Tu futuro depende de ti y de nadie más! ¡Buen camino!

Sebas Morelli Jaimez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s