Compromiso con uno mismo

Hay personas que, por su exposición pública (incluso en ámbitos más privados, más cerrados), destacan por carisma, por personalidad, por logros. Cuando ello ocurre, alrededor, suelen aparecer sombras alargadas de mediocridad. La búsqueda miserable de detalles imperceptibles, para quienes son agentes tóxicos, resulta estimulante para sacar a pasear sus propias bajezas en detrimento de quienes brillan con luz propia. De otra forma, no habría posibilidad de llamar la atención.

Quienes tienen ese carisma, esa personalidad y logran alcanzar objetivos, no necesitan mostrarse. Su trabajo se refleja a su alrededor; en su entorno.

Cuando muchas personas se instalan en la queja de sus zonas de confort, otras, encuentran en la “aventura” de salir constantemente, esa motivación que mueve a actuar, a hacer. Nos definimos por lo que hacemos, no por lo que decimos que vamos a hacer.

Seguramente que no haya que recurrir a personas públicas para reconocer, en nuestro entorno, a quienes se exponen, tienen autoliderazgo y aportan al desarrollo de los demás. Al final de cuentas, es una cuestión de actitud para con la vida. Es compromiso con uno mismo.

Sebas Morelli Jaimez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s