Indigencia intelectual

Define la RAE (Real Academia Española), indigencia, como la falta de medios para alimentarse, para vestirse, etc. A su vez, intelectual (en su primera acepción), como perteneciente o relativo al entendimiento. Cuando una persona o un colectivo, sufren indigencia intelectual, las puertas del sometimiento están abiertas de par en par.

Esto, aplica a todos los ámbitos: política, empresa, sociedad, grupos de trabajo, proyectos y un largo etcétera. Una persona con niveles de educación limitados, adquisición cultural pobre, déficit de conocimientos, falta de compresión del entorno que la rodea, está a expensas de una vida sin calidad de libertad. Una libertad de elección, movilidad, criterios y un sinfín de conceptos que puedan permitirle su autorrealización.

Leí, en una entrevista, a la economista e historiadora económica estadounidense, Deirdre McCloskey, sentenciar: “La libertad, el progreso, el cambio exige esfuerzo, y el ser humano tiene ante todo instinto de conservación: prefiere obedecer a decidir por sí mismo. La esclavitud es más cómoda que la libertad”.

Toda una elección personal…

Sebas Morelli Jaimez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s