El 11 de mayo de 2001, en mi primera mañana en Valladolid, mi interés y curiosidad por la radio, me llevó a “sintonizar” el dial. El día anterior había llegado a España y mi profundo amor por esta bendita herramienta de comunicación, me introdujo en conocer rápidamente las costumbres de mi nueva vida, mi nueva “casa” adoptiva. Ante la incertidumbre de lo que vendrá, saber qué y cómo se mueven las calles de una sociedad era esencial para mi forma de comprender mi adaptación en esta gran tierra.

Recorrí voces y estilos durante un largo rato pero hubo uno que me cautivó por la personalidad del locutor y ya nunca más dejé de escucharlo allí donde fuera. Por supuesto que alterné para seguir conociendo otros puntos de vista. Así y todo, siempre volvía al mismo. Luis del Olmo Marote nació un 31 de enero de 1937 en Ponferrada. Protagonistas es, de momento, el programa más longevo de la radio española con más de 12.000 emisiones, habiendo comenzado su andadura “en el aire” en 1969.

Estos días estoy recordando y degustando una serie documental (en formato podcast) que dirige Diego Fortea (1993), guionista y locutor de “Más de uno”, programa presentado y dirigido por Carlos Alsina en Ondacero. Habrá que agradecerle a Diego su amor por la magia que desprende hacia la radio ya que también conduce la sección “Historias de la radio”, donde cuenta anécdotas y curiosidades de compañeros del medio. Este podcast está creado por la misma Ondacero Radio.

Luis del Olmo, ya retirado y con 87 años de edad, tiene su propio museo en la capital de la comarca del Bierzo (provincia de León). He tenido oportunidad de visitarlo en varias ocasiones y no me canso de quedarme unas horas metido en ese universo sin igual para quienes amamos este medio. El 13 de diciembre de 2013, Luis, se “jubiló” en Radio Nacional de España. ¿Qué legó este leonés? Personalidad y amor en lo que se hace, creatividad, asumir riesgos, rodearse de los mejores y cuidar a su gente.

Mientras recuerdo la escucha de aquellos años y los repaso, con estos podcasts, sumando nuevas historias, me doy cuenta de cuántas ideas, creatividad y disruptividad me ha aportado la radio. Estoy seguro que mis formaciones y consultorías no serían igual sin esta magia. Luis del Olmo se enfrentaba a la incertidumbre del directo; con un guion pero atento a lo que pudiera surgir y aprovecharlo para los Protagonistas: los oyentes, los escuchas. Las formaciones tienen los mismos ingredientes.

Para formar personas tienes que ser apasionado por lo que haces. Hay que estar constantemente atentos e informados a lo que ocurre; a las nuevas tendencias pero con el criterio de lo que realmente sirve y no subirse a modas. De agregar valor desde la personalidad y asumiendo riesgos. De “escuchar y observar” qué necesitan los verdaderos Protagonistas de una acción formativa: los asistentes, los escuchas, los formandos. La radio como la formación tienen mucho en común. La magia hace el resto.

¡Hola! ¿Cómo puedo ayudarte?