1943. Lugares lúgubres. Humedades. Pésima iluminación. Sillas incómodas. Mesas desvencijadas. Humo de cigarrillos en el ambiente. Ropas mal olientes. Los hombres a las cosas de los hombres. Las mujeres a las cosas de las mujeres. Se ficha como un autómata que deposita su vida en algo que le es ajeno pero que necesita para sentir que aporta a algo que no comprende muy bien qué es. Un mundo en guerra contra sus propios egos; sus propias miserias. Nace la teoría de las necesidades humanas.

1981. Otros tantos conflictos, crisis económicas y sociales. El mundo sigue dividido entre dos lados irritables. ¿Para qué alguien se tomó el trabajo de estudiar las necesidades humanas y hacer una teoría? En 38 años habrá una pandemia y será bisagra de un mundo totalmente ajeno a este. En la TV, colores desenfocados y primarios. ¿Cómo será el año 2000? ¿Volarán los coches? Aún, los lugares de trabajo, son depositarios de seres humanos ajenos a su propia vida. Por fin es viernes y los domingos huelen a depresión.

2019. Comienza (sin saberlo) nuestra pandemia. Distancia. Virtualidad. Cero contacto. Muerte. Irresponsabilidad. Mascarillas. Desconfianza. Enfrentamientos. La teoría de las necesidades humanas se desvirtúa. Lo fisiológico impera. La seguridad ya no es segura. La afiliación no está ni se le espera. La autoestima en mínimos. ¿Autorrealización? Aplausos a las ocho. Vendrán días que no reconocerás lo humano. Todo es mentira. Nada es verdad. ¿Qué es verdad y qué es mentira? Ficciones verdaderas.

2057. Segunda pandemia. Sin salir de casa. Esa inteligencia artificial, que le ganó la batalla a la otra inteligencia, ya no es emocional. El ser no es humano. Es, en algún lugar virtual. ¿Es o no es? Ya no es “ser o no ser”. El físico como excusa para el ocio que es virtual de algo que no está bien definido. ¿Importa? La teoría de las necesidades humanas ha muerto. Ya no se la estudia ni se la invoca. Por fin, se ha descubierto el “para qué” de la inteligencia artificial aplicada a ventas o a los recursos humanos… ¿Importa?

¡Hola! ¿Cómo puedo ayudarte?