Sobre mí

Si estás aquí es porque quieres conocer algo más que mi propia experiencia profesional. Intentaré contarte qué significa para mí trabajar con personas. Te adelanto que no todo vale en el mundo empresarial. Cuando trabajas desde los 17 años, llega un punto en el que por mucha inversión en investigación, desarrollo o innovación, sabes que si no logras conocer realmente el capital humano con el que cuentas, no cuentas con personas. La inmensa cantidad de empresas que fracasa, lo hace por no tener una política de atención al cliente interno integra, honesta y coherente. Tengas la cantidad de empleados que tengas.

sebas-morelli-jaimez

Estudié periodismo en mi Buenos Aires natal al mismo tiempo que me desarrollaba como profesional de Recursos Humanos en McDonald’s Argentina. De lunes a viernes en oficinas, mientras en los fines de semanas trabajaba como periodista cubriendo diversos eventos. Casi que no tenía descanso pero hacía lo que me gustaba.

En 2001 me mudé a Madrid y, si bien intenté desarrollarme aquí en Recursos Humanos, no era la misma visión que hay en América. Me empecé a vincular lentamente con el mundo comercial. Entre pymes y multinacionales, un día llegué a Elis Manomatic, donde conocí a verdaderos profesionales que marcaron mi presente.

Se abrió un camino hacia la formación y el coaching especializado en el área de las ventas. Hoy llevo más de cinco años como Consultor de Desarrollo Comercial y Formador en Ventas. Mi blog se llama Hablamos de Personas ya que es mi pasión trabajar con ellas. Es también un inmenso reto. Somos máquinas psicológicas complejas y, sobre todo, en el mundo de las ventas, el aprendizaje del día a día es increíble.

He comenzado mis estudios de Psicología en la UNED como un nuevo reto de mejora como persona para luego continuar mi evolución como profesional. Siempre que presento un proyecto en una empresa, sea del tamaño que sea, expongo a la dirección tres pilares de mis formaciones: teoría en el área correspondiente (¡claro que hay que tenerla!); inteligencia emocional (¡son las emociones las que venden todo el tiempo!) y orientación a resultados (¡las empresas -todas- no son una ONG!).

Si has llegado hasta aquí, sólo me resta contarte que más allá de cualquier objetivo que te pongas o tengas en tu empresa o como emprendedor, nunca olvides que detrás de cada número hay una persona. Si logras emocionar a tu cliente interno y externo, los resultados vienen solos…

Si has llegado hasta aquí, también debes saber que los objetivos que te pongas en tu vida personal o profesional tienen que estar aderezados con dedicación, esfuerzo, constancia, coherencia, superación y saber rodearte de los mejores…

¡Confía en tus posibilidades!

¡Un fuerte abrazo y nos vemos en cualquier momento!

Sebas Morelli Jaimez

Anuncios